Decoratrix

Reforma de un dormitorio con cuarto de baño

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Carmen Menesteo

Aquí donde lo veis, este dormitorio con una decoración moderna, sencilla pero con un puntito elegante, no siempre fue así. Cuenta con un pasado oscuro y destartalado, que hacía imposible descansar y conciliar el sueño a sus moradores. Sin embargo, tras someterse a un estudiado y completo proyecto de reforma y decoración, ha dado paso a un espacio luminoso y acogedor durante el día y a una habitación de lo más confortable durante la noche. Si queréis saber como se logró tan extraordinaria transformación, no tenéis más que seguir leyendo.

Me imagino que viendo esta foto, pensaréis como yo, que la reforma ha sido tan eficaz como necesaria. El objetivo principal era lograr un ambiente desahogado y luminoso, hasta convertir una habitación oscura y sin ventanas en un espacio limpio y brillante que actuaría como una "suite" reparadora y relajante. Con la ayuda de un arquitecto, la fotógrafa Heather Kinkel y su marido, dueños de este rancho de Arizona, tienen ahora un hermoso espacio aireado y con un baño maravilloso, como siempre habían querido.

Los cambios fueron muchos y profundos. Para empezar se cambió el emplazamiento de la chimenea y se abrió un gran ventanal por donde entra la luz natural a raudales. También se decidió ampliar la pared en el baño original y crear un baño mucho más grande, lo que permitió encuadrar el espacio del dormitorio. En cuanto a los materiales, se retiró la moqueta y se colocó un suelo de madera, un material muy adecuado para los dormitorios, pues transmite calidez y confort. Además, la combinación blanco y madera siempre es una apuesta que da excelentes resultados.

El cabecero se tapizó en un color neutro que permite cualquier otro tono complementario en la decoración. Las mesillas de madera oscura, con cierto aire vintage, y las amplias cortinas de suelo a techo, conforman una decoración sencilla y sin complicaciones, con un resultado sobresaliente. La nueva chimenea, un moderno cassette empotrado en la pared, las dos sillas y un pequeño puf de piel forman ahora un rinconcito encantador.

Para dar entrada al baño, se instaló una puerta de granero de una sola hoja. Además de su innegable atractivo, se suma la ventaja de ser corredera, lo que ahorra mucho espacio tanto al dormitorio como al propio baño.

La transformación del baño no es menos impactante. De un espacio oscuro, con armarios de madera vieja (que no antigua) y una de las ventanas ciega y llena de bloques de hormigón dejaban mucho que desear. Estaba claro que necesitaba más luz, más espacio y materiales más modernos. Ahora es un espacio luminoso, gracias a las ventanas altas que dan al exterior. El suelo se pavimentó con baldosas en damero, mientras que para revestir las paredes, se optó por azulejos en blanco tipo metro. El armario en madera donde reposan los lavamanos favorecen la luminosidad y crea un espacio muy agradable.

Una amplia ducha acristalada con doble caño y la espectacular bañera completan una instalación de ensueño, como para no salir en un buen rato. Y por último, pero no menos acertado es el pequeño espacio privado del inodoro, con un muro que no llega al techo para dejar pasar la luz. Este antes y después tan acertado y con unas soluciones inspiradoras, lo hemos visto en Design Sponge.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!