Decoratrix

Platos de cuchara: guiso de garbanzos con bacalao y panecillos crujientes

Publicado en Y mucho más... - Recetas y gourmet por Carmen Menesteo
guiso-de-garbanzos-con-bacalao

Es habitual que, con la llegada del otoño, los platos de cuchara se conviertan en los protagonistas de nuestras comidas. Evidentemente, son platos más calóricos que la ensaladas que hemos estado consumiendo durante el verano. Sin embargo estos platos no tienen porqué arruinar nuestros planes de conservar la línea y proteger nuestra salud con lo que comemos, tan solo es cuestión de seleccionar muy bien los ingredientes que vamos a usar y no abusar de las grasas. En este guiso de garbanzos tienes un buen ejemplo de una receta poco calórica y nutritiva.

Ingredientes: 200 g - de garbanzos secos - 1 cucharadita de bicarbonato - 1 zanahoria - 1 cebolla - 2 tomates maduros - 1 hoja de laurel - 250 g de pan duro o pan rallado - 1 huevo - 1 diente de ajo - 2 ramitas de perejil - 1 chorrito de ceite de oliva - 2 patatas medianas - 200 g de bacalao en trozos - 1 litro de caldo casero de pescado Gallina Blanca - 200 g de espinacas frescas - 1 pizca de sal - 1 pizca de pimienta negra.

Elaboración: 1. Poner los garbanzos en remojo con agua y una cucharada de bicarbonato; dejarlos en remojo toda la noche. 2. En una cazuela, cocer los garbanzos ya remojados con la zanahoria, la cebolla, el tomate y el laurel; añadir el agua; dejar que se cocinen a fuego lento hasta que estén tiernos. 3. Mientras, preparar los panecillos mezclando en un cuenco la miga de pan rallado, el huevo, el ajo y el perejil; hacer montoncitos y freir en una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que estén crujientes. 4. Escurrir los garbanzos, sacar las verduras y reservar; pelar y lavar las patatas, y cortarlas en trozos grandes; cortar el bacalao en trozos medianos. 5. Verter los garbanzos en una cazuela, cubrir con el caldo; añadir el bacalao y pon a cocer durante 1 minuto; añadir las patatas y deja cocer 15 minutos más. 6. Echar las espinacas frescas a la cazuela y terminar de cocinar el guiso; salpimentar al gusto y servir en los platos con los panecillos fritos por encima. Foto y receta: Gallina Blanca.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!