Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Paredes de ladrillo visto para lograr interiores cálidos y naturales

Publicado en Reformas - Suelos y paredes por Marta Sanz

Comedor con paredes de ladrillo visto

Estaréis de acuerdo conmigo en que las paredes marcan la decoración de cualquier ambiente, son el fondo que realzará muebles y textiles. Por eso, es importante escoger un revestimiento acorde con el estilo decorativo que queramos para esa habitación. Las paredes de ladrillo visto no sólo tienen un encanto especial, sino que, además, según con qué otros materiales se combine, se adaptan a diferentes propuestas decorativas: interiores rústicos, modernos, retro industriales...

Paredes de ladrillo visto

Las paredes de ladrillo visto son una opción perfecta para dar calidez a cualquier ambiente. Por eso, debido al auge que este material está ganando, existen plaquetas cerámicas, paneles de poliuretano y resinas sintéticas, incluso papeles pintados, que imitan al ladrillo. Si estás pensando revestir una de las paredes de tu casa con cualquiera de estos materiales, es fundamental que un experto valore el estado de éstas y descarte la presencia de posibles humedades. De ser así, existen empresas especializadas en el tratamiento contra la humedad, como Hydrotec, que te ofrecerán un tratamiento personalizado y adaptado al tipo de humedad.

Paredes de ladrillo visto

Existen todo tipo de combinaciones posibles para sacar el máximo partido al ladrillo visto en salones, dormitorios, cocinas y cuartos de baño. Los ambientes por excelencia de las paredes de ladrillo visto son los salones de doble altura o techos altos, grandes ventanales y aire industrial. Sus grandes dimensiones y amplitud permiten recubrir todas las paredes con este material sin miedo a que el ambiente quede saturado o recargado.

Cocina con paredes de ladrillo visto

En vez de, como en el anterior caso, dejar todas las paredes de la estancia de ladrillo visto, también es posible revestir sólo una pared o parte de un frente, como se puede ver en esta cocina. Una buena idea es recurrir al ladrillo visto para delimitar ambientes dentro de una misma estancia o para destacar elementos arquitectónicos. En esta cocina, las paredes de ladrillo visto se combinaron con pintura color terracota, muebles blancos y detalles en acero inoxidable. La idea de alternar frentes de ladrillo visto con pintura es perfecta para apartamentos pequeños, ya que de esta manera se logran interiores con carácter, nada recargados.

Paredes de ladrillo visto pintado de blanco

Uno de los inconvenientes de las paredes de ladrillo visto es que se "comen" la luz natural. Por eso, cuando los espacios no son excesivamente amplios o luminosos, una solución es pintar los ladrillos de color blanco. Con este recurso decorativo, se soluciona el tema de la luminosidad, sin renunciar a la calidez y textura que proporcionan las paredes de ladrillo visto.

Paredes de ladrillo visto pintado de negro

¿Y si la pintamos de gris grafito? Quizás solo en una pared, dejando el resto en un blanco roto o beis. Este color también combina con los muebles de madera, tanto claros como oscuros, los de acero y los muebles lacados.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!