Decoratrix

Muebles con objetos reciclados

Publicado en Manualidades - Reciclaje por Carmen Menesteo
recibidor

Algunas ideas para practicar el diseño ecológico dentro de tu propia casa. Conviértete en diseñador de tus propios muebles y mira con otros ojos todo ese material de desecho con el que nos cruzamos cada día en los contenedores y las esquinas. Por ejemplo, un kit de recibidor como éste: un perchero obtenido a partir de un listón de madera recuperada al que se le atornillaron unos colgadores retro que puedes encontrar en muchas ferreterías o en alguna almoneda o mercadillo. El banquito también puedes fabricarlo a partir de la estructura de una vieja silla y un tablero desparejado.

cabecero

A este cabecero su autor le bautizó como el cabecero del amor. Quizás por toda la paciencia que le puso desde que encontró unos tablones olvidados y maltrechos y cómo fue transformándolos en este cabecero. Simple, especial pero con un punto. Si quieres enterarte cómo se hizo, pincha aquí. A mí me gusta como vistieron la cama después en plan moderno, almohadas y funda nórdica blancas, cojines bicolores y una manta de pie de cama de Ikea con dibujo geométrico en gris y blanco que entona con la pared.

Al autor de esta idea seguro que le pusieron pegas en casa. A mí también me han gritado alguna vez aquello de: ¡pero cómo vas a llevarte a casa ese viejo somier! Yo estoy con el descubridor, porque mirad qué partido le sacó como tablero de notas muy decorativo en su zona de trabajo en casa. En él pincha fotos, postales, cuadros, avisos, etc.

lampara_reciclada

Este es mi preferido. Me encantan esas papeleras de alambre que ya son difíciles encontrar. Aquí nos la encontramos convertida en una lámpara de techo. Se le perforó un orificio en su parte superior para introducir el cable y luego se forró con una cinta de tela estampada que se han enrollado de forma desigual hasta adquirir la apariencia de un viejo sombrero. Todas estas ideas son fáciles y con un gran resultado decorativo, las vimos en los blogs House Tweaking y Mi casa es su casa. 

     

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!