Decoratrix

Isolée, un casa portátil y autosuficiente

Publicado en Casas - Prefabricadas por Cova Pendones
eco-deco

Alguna vez he estado en algún lugar recóndito con un paisaje maravilloso y he pensado: ¡aquí me haría yo una casa! Pero, claro, luego mi 'alma urbanita' me dice que sería imposible llevar hasta allí todas la comodidades de la vida moderna. Aunque, parece que este 'pequeño gran escollo' se podría salvar si el proyecto Isolée sale adelante. Me parece ganial esta propuesta de vivienda prefabricada, ecológica y autosuficiente, que combina la movilidad y la autonomía energética. Esta casa es un proyecto de los componentes del estudio de arquitectura holandés TJEP  que, al regresar de una de sus excursiones por la montaña, concibieron este diseño. Se trata, según ellos, "de una casa prefabricada, fácil de transportar y montar, gracias a sus materiales extremadamente ligeros y sólidos".

eco-deco eco-deco
Esta vivienda está pensada tanto para colocar cerca de la playa como en la alta montaña y tiene muy poco que ver con las casas prefabricadas que conocemos en la actualidad. Y es que esta casa está fijada a la tierra por cuatro puntos de apoyo y se ha diseñado como si fuera un mueble. Por eso en lugar de tener sus cimientos en la tierra, generando una gran huella en ella, se creó con cuatro patas". Además, cuenta con un árbol solar de paneles fotovoltaicos circulares fijados al techo, capaces de girar y seguir el movimiento del sol automáticamente para maximizar la absorción de energía solar durante el día. eco-deco eco-deco eco-deco eco-deco

Distribuida en tres alturas, Isolée mide 9 metros de alto, 4 metros de ancho y unos 6 metros de largo. En la planta baja, dispone de un salón, una cocina con comedor en el segundo piso, y un dormitorio con un cuarto de baño en la planta superior. Una escalera en diagonal atraviesa la altura de la casa, conectando los tres niveles de la vivienda. Y finaliza en un techo a dos aguas que canaliza el agua de lluvia hasta un deposito para su uso doméstico.

eco-deco

De planta rectangular, cuenta con dos laterales opacos, mientras que los flancos se abren y se cierran con grandes puertas deslizables controladas electrónicamente que recorren la totalidad de la estructurara verticalmente, para regular la entrada de luz, pudiendo seleccionar las secciones que se pueden dejar cerradas, regulando de esta forma el clima del interior. Además, cuenta con un sistema inteligente de calefacción integrado en su estructura, alimentado mediante una potente estufa de leña que distribuye el calor a toda la casa. Os confieso que el diseño no es que me vuelva loca (por fuera me recuerda a las casetas de playa antiguas), demasiado minimalista y compacta para mi gusto, pero supongo que eso tiene arreglo con un buen proyecto decorativo interior.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!