Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Ideas para vestir la cama

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Cova Pendones

Dormitorio con cabecero de tela y funda nórdica blanca con cojines grises

Como bien sabemos, la cama es el mueble principal del dormitorio, y su gran superficie es un espacio decorativo con muchas posibilidades. Por eso, vestir bien la cama es tan importante como elegir el cabecero o las mesillas. No vale poner cualquier edredón, manta o colcha, con un par de cojines. Hay que utilizar casi los mismos criterios estéticos que cuando elegimos nuestra ropa de vestir: saber combinar colores, mezclar texturas y aplicar los complementos con acierto y moderación. Aquí van 8 trucos infalibles de estilista.

Cojines combinados con el cabecero

Si el cabecero es de tela, no hay duda de que lo más efectivo es que los cojines complementarios sean de la misma gama de color, como éstos en gris antracita a juego con el cabecero capitoné, de El Globo Muebles. En la web de ropa de hogar diezxdiez encontrarás mucha variedad tanto de fundas como almohadas o cojines, y además, a precios muy asequibles.

Cama con cabecero de tela y cuatro filas de cojines

Composición en cuatro filas

Este es un buen ejemplo de una composición clásica de colocación de almohadas, cuadrantes y cojines. El orden es el siguiente: primero, contra el cabecero, van las almohadas, un poco ocultas pues tienden a estropearse más; después, dos cuadrantes (generalmente de gran tamaño); a continuación, dos cojines cuadrados de tamaño estándar; y finalmente, un cojín rectangular. Otra opción es utilizar rulos o cojines redondos para rematar el conjunto. Esta composición, de la interiorista Paula González, resulta muy interesante, ya que a pesar de ser totalmente blanca, se ha sabido jugar con la textura, formas y tamaños de los cojines.

Cojines estampados sobre cama en tonos grises

Mezcla de estampados

He aquí otra composición muy bien resuelta, que requiere cierta maestría, ya que se combinó el papel pintado de la pared en tonos grises, con diferentes cojines realizados con telas de Gancedo. Dibujos geométricos y estampado vegetal dan vida y dinamismo a este elegante dormitorio decorado por Raúl Martins para Natuzzi en Casa Decor 2016.

Camas con fundas y almohadas de cuadros rojos y blancos

Fundas nórdicas y almohadas a juego

Si todo esto de mezclar almohadones, cojines, mantas y cuadrantes te resulta muy estresante y no quieres complicarte la vida, ¡estás en tu derecho! Ya sabes que en Decoratrix somos pragmáticos sin renunciar a la estética. Siempre puedes recurrir a los juegos completos de fundas nórdicas, bajera y almohadas, que ya vienen con la combinación pensada: cuadros, rayas, florales, geométricos... ¡todas las combinaciones posibles!

Dormitorio pequeño con dos camas gemelas

Camas gemelas

Para vestir dos camas iguales, no es necesario romperse la cabeza. Lógicamente las tendrás que vestir pareadas, colocando los mismos elementos en una y otra. Si el dormitorio es completamente blanco, como el de la imagen, conviene romper un poco la hegemonía con chispazos de colores que sean muy contrastantes entre sí. Aquí se utilizó marrón, gris y aguamarina (nada que ver entre ellos), pero que, en conjunto, resultan sumamente elegantes.

Cama vestidas con cojines de diferentes tamaños

Composición variada

Si te atreves a crear composiciones un poco diferentes, prueba a poner muchos cojines de diferentes tamaños. La clave es no mezclar demasiados estampados ni colores, pues te podría quedar un fantástico batiburrillo. Inspírate en este delicado ejemplo, en tonos perlas y rosa palo, realizado con doble fila de almohadas, doble de cuadrantes, y cojines cuadrados y rectangulares en varios tamaños. El resultado es súper chic…

Cama vestida con funda, almohadas y cuadrantes blancos

Todo al blanco

¿Tiendes más hacia la sencillez?? ¡No hay problema, también hay cabida para los espíritus minimalistas y amantes del “total white”. Eso sí, en este tipo de composiciones limpias y ligeras, ni qué decir que el blanco tiene que ser como el de un anuncio de detergente, y que la ropa de cama ha de estar perfectamente planchada. De lo contrario, conseguirías el efecto contrario al que buscas.

Cama con funda de edredón blanca y detalles en azul y rojo

Equilibrio de color

Cerramos nuestro repaso con este magnífico ejercicio estilístico donde todos los elementos del dormitorio aportan su granito de arena a esta equilibrada composición. ¿El secreto? La cama vestida completamente en blanco, y salpicada por los colores complementarios de la decoración: azul nube y rojo coral. El toque de los flexos a ambos lados de la cama es perfecto para redondear la armonía y serenidad que se respiran en este dormitorio. ¡Chapeaux! Fotos: Decoratrix

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!