Decoratrix

Dormitorio decorado en blanco con precisas notas de color

Publicado en Habitaciones - Dormitorios por Carmen Menesteo

Dormitorio decorado en blanco

Apostar por el blanco absoluto para una habitación, siempre es una decisión valiente, decorativamente hablando, además de arriesgada y sugerente. Quizás porque provoca una atracción irresistible, casi envidiable, que genera un deseo de pintarlo todo de blanco.

Esta habitación decorada en blanco es todo un acierto: crea un ambiente íntimo y luminoso, transmite paz y tranquilidad, y genera buenas vibraciones en sus ocupantes. También tiene otra ventaja: cambiando cojines y otros textiles, puedes darle un aire completamente nuevo sin tener que pintar o cambiar el mobiliario.

Dormitorio decorado en blanco

En este dormitorio se realizó una acertada combinación entre el verde hoja y el azul turquesa sobre la cama para establecer el punto de color. A los pies de la cama, y en un retranqueo de la pared, se colocó una cómoda sin tiradores que se utiliza también como tocador. Para vestir las puertas de cristal se eligieron dos sencillos visillos blancos. Las contraventanas exteriores se encargan de oscurecer la habitación cuando es necesario.

Dormitorio decorado en blanco

La pared principal se forró de falso ladrillo, posteriormente pintado también de blanco, lo que da un aire rústico pero refinado a todo el ambiente. A ambos lados de la cama, se colocaron unas mesillas diseñadas en madera laqueada, con el cajón oculto. Tanto el somier como el cabecero de la cama se tapizaron en polipiel blanco hueso, el mismo tono de la mesilla.

La lámpara, con el pie de cristal transparente, acentúa la sensación efímera que produce este dormitorio, decorado con magistral sencillez por Jose A. Gómez Bornes. La cama con canapé elevable: 870 €. La cómoda laqueada: 618 €. La mesita de noche: 331 €. El falso ladrillo: 90 € el m2. Todo procede de la tienda Casagrande. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!