Decoratrix

Diseñar una cocina abierta en 5 pasos

Publicado en Habitaciones - Cocinas integradas por Marta Sanz

Las cocinas abiertas son una tendencia en alza. La solución de disfrutar de un espacio más diáfano y sin tanto tabique es una idea que engancha y, quizás por eso, cada vez es más frecuente encontrar viviendas en las cuales cocina, comedor y salón comparten el mismo espacio. Sin embargo, no siempre resulta fácil armonizar estilos y acabados: es necesario buscar soluciones decorativas para lograr que estos dos ambientes formen un conjunto equilibrado. 

Además de ser una opción ideal para conseguir ambientes visualmente más amplios y desahogados, potencia el papel de la cocina como centro de reunión y charla con nuestros amigos y familiares. 

Si estás pensando en reformar tu vivienda, quizás sea un buen momento para que te plantees una distribución open concept, que aglutine salón y cocina. En ese caso, conviene que sigas esos 5 pasos.

1. Planifica la distribución de muebles y electrodomésticos

Una vez esté decidido la ubicación de tu nueva cocina, deberás valorar la distribución más adecuada de muebles y electrodomésticos, no sólo para optimizar el espacio, sino también para conseguir una comunicación fluida con la zona de estar o el comedor de tu salón. 

La idea es que la cocina pase prácticamente inadvertida desde el salón o el comedor: no saber realmente donde acaba un ambiente y donde empieza el otro. Por eso, siempre que las dimensiones y planta de la estancia lo permitan, conviene instalar los electrodomésticos en un frente en el cual no queden expuestos a la vista de todos. 

Es cierto que la posibilidad de que los ruidos, humos y malos olores lleguen desde la cocina hasta el salón puede echarnos para atrás a la hora de optar por espacios abiertos. En este sentido, los electrodomésticos juegan un papel primordial. 

Una de las innovaciones en el mundo de las placas y campanas viene de la mano de Franke: al encender la placa, la campana se pone en marcha automáticamente. Es la manera más inteligente de reducir los olores no deseados en la cocina. 

Arriba, la placa Mythos de Franke, equipada con la función de cocción mediante inducción Flexi, que permite gestionar dos zonas de cocción de manera simultánea o individual. Los controles táctiles permiten tener las manos ocupadas: basta rozar con un dedo para regular la temperatura de manera precisa y rápida.

2. Elige el estilo decorativo

Para conseguir que ambos espacios formen un conjunto equilibrado y armónico hay que recurrir a soluciones decorativas y funcionales, ya que los muebles de la cocina serán también los muebles del salón. Esto no significa que siempre haya que decorarlos en los mismos colores y materiales; también es posible crear ambientes contrastados y lograr un efecto equilibrado. 

Cuando el espacio no es muy grande, conviene apostar por el mismo gusto estético en los dos ambientes. Sin embargo, en estancias amplias, no hay por qué no combinar muebles de estilos diferentes, así como colores en contraste.

3. Diseña una barrera física

A la hora de delimitar la cocina del resto del espacio, además de recurrir a soluciones decorativas, como decorar los ambientes con muebles en acabados y estilos diferentes, es posible establecer barreras físicas, como islas o penínsulas que marcan el paso de una zona a otra.

Estas islas o penínsulas que separan la cocina del salón son elementos funcionales que, además de acoger la placa de cocción o el fregadero, en muchas ocasiones hacen las veces de barra de desayunos. 

En este caso, la península que delimita la cocina del comedor se aprovechó para ubicar la zona de aguas, con el fregadero Mythos, de Franke. En acero inoxidable o de fragranite, un material muy resistente, este fregadero puede afrontar todo tipo de desafíos y superar las pruebas de resistencia más profesionales, manteniendo inalterados el brillo y la integridad de su impacto estético.

4. Elige una campana potente y silenciosa

También es importante invertir en una buena campana extractora de gran potencia, que que evite los olores desagradables y que recoja la grasa sin hacer prácticamente ruido, es imprescindible en una cocina abierta, igual que un lavavajillas y un frigorífico silenciosos. 

Ten en cuenta que, al menos que escojas extractores de techo o campanas de encimera, éstas se verán desde el salón. Por eso, es importante escoger modelos con una estética cuidada. En el catálogo de Franke, encontrarás campanas que aúnan un elegante diseño con tecnología de vanguardia para aportar un punto de sofisticación a la decoración y mantener la cocina libre de olores no deseados. 

Arriba, campana de la serie Mythos, diseñada para garantizar un ambiente siempre sin olores gracias al sistema de circulación del aire las 24 horas del día y la función de configuración del retardo. Además, es silenciosa y se desactiva automáticamente.También cuenta con la campana Downdraft, que emerge de la encimera y, cuando no se utiliza, deja la superficie completamente lisa. 

5. Juega con los revestimientos

Y ya metidos en obras, decide si quieres crear una continuidad visual entre cocina y salón o si prefieres que cada ambiente tenga su propia identidad. Sea cual sea tu elección, los revestimientos te ayudarán a lograrlo. Elige el mismo material para cubrir el suelo de esa gran zona social formada por salón y cocina o bien delimita a través de distintos materiales. 

Como ves, diseño, tecnología y funcionalidad son los tres valores a tener en cuenta a la hora de planificar una cocina abierta.

También te podría gustar...