Decoratrix

El cuarto del bebé en tonos neutros

Publicado en Habitaciones - Habitaciones infantiles y juveniles por Marta Sanz

Cuarto para el bebé en tonos neutros y azules

¿Qué requisitos crees que debe reunir el dormitorio de un bebé? Además de ser una habitación confortable, segura y práctica, lo ideal es que su decoración transmita paz y serenidad, que recree una atmósfera adecuada para el correcto desarrollo del niño y que sus muebles sean crecederos, es decir, que se adapten a diferentes necesidades del niño desde sus primeros días de vida hasta los seis o siete años.

La decoradora Marisa Fuertes proyectó esta habitación infantil con estas premisas. Se partió de una base neutra, con paredes, mobiliario y estores en tonos beis, a la que después se añadieron pinceladas azules, en textiles y tapicerías.

Cuarto para el bebé en tonos neutros y azules

Para no saturar la habitación y dejar más espacio libre, se colocaron sólo los muebles necesarios: cuna, cambiador, un armario para su ropa y un sillón a modo de mecedora para acunarle cuando se despierte por la noche.

Para la pared del fondo, el estudio de Marisa Fuertes diseñó una composición modular que alterna estantes abiertos –perfectos para fotos, peluches y muñecos, cuentos, etc.– con armarios, gavetas y cajones. En cuanto al acabado, el mueble se lacó en el mismo color de la pared para integrarlo en la decoración, y las traseras, en un tono más oscuro para que la composición destacará sobre el fondo neutro.

La iluminación general se resolvió con el plafón Veroca Led, de la firma B.lux, compuesto por un difusor textil ignífugo, un cuerpo lumínico y cuatro muelles tensores con sus respectivos soportes, que proporciona una luz suave y cálida.

Cambiador abatible

La principal ventaja de las composiciones modulares, además de que se adaptan completamente al espacio, es que permiten ajustar o modificar su diseño en función de las necesidades del momento. Crecerá o evolucionará con el niño. La mesa abatible que ahora se utiliza como cambiador, en un futuro será un práctico escritorio.

Cuna Leander junto a la ventana

La cuna se colocó en la zona más luminosa de la habitación, junto a la ventana. Se escogió la cuna convertible en cama de Leander que aúna diseño y practicidad, pues se adapta al crecimiento del niño. Puede usarse desde el nacimiento hasta los 8 años de edad. Esta cuna de diseño escandinavo está fabricada en abedul y disponible en color haya natural blanqueado, nogal y blanco.

Sillón de diseño para acunar al bebé

El sillón elegido para acunar al bebé también es un diseño escandinavo. Se trara de la butaca Egg de Arne Jacobsen y comercializada por el fabricante Fritz Hansen. Se tapizó en una tela de trama color azul pastel, con un tratamiento antimanchas que repele la suciedad.

La alfombra, que combina tonos neutros y azules, es un diseño de Marisa Fuertes. En su composición, mezcla lana y viscosa, fácil de limpiar.

Detalle infantil para decorar la pared

Estamos seguras de que Alexander está encantado y feliz en su habitación, un cuarto en tonos neutros y azules que crecerá con él. Fotografías: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!