Decoratrix

Cómo ha cambiado la decoración de oficinas en el último siglo

Publicado en Casas - Tiendas y oficinas por Carmen Menesteo
Decoración de oficinas de los años setenta Decoración de oficinas de Llorente&Cuenca en Madrid

50 años separan estas dos imágenes. ¡Cómo ha cambiado la decoración de oficinas en el último siglo! Afortunadamente. El concepto moderno de oficina ha variado de ser un "lugar de trabajo" a ser "un espacio donde se está y trabaja". En líneas generales, ha cambiado todo: el mobiliario, la iluminación, los materiales, la concepción del espacio, el colorido... Ambientes diáfanos, luminosos y ordenados han sustituido a aquellas oficinas atiborradas y desordenadas. Hacemos un repaso por los logros estilísticos y decorativos que han mejorado nuestro ambiente laboral.

Decoración de oficinas: set de Mad Men Decoración de oficinas: sala de estar de las oficinas de Axa en Madrid

Nos encanta el estilismo vintage de Mad Men, pero...

Para trabajar, preferimos la amplitud y luminosidad de esta sala de estar de las oficinas de Axa en Madrid, donde se ha elegido un mobiliario cómodo y funcional en blanco y gris, con toques de naranja, tapizado en un fieltro sintético muy resistente para zonas de mucho uso.

Decoración de oficinas en los años noventa Decoración de oficinas modernas de The Honest Company

Nueva organización de los puestos de trabajo

La antigua fórmula de colocar los puestos de trabajo en escritorios independientes pero contiguos ha sido sustituida por un sistema más cómodo y que aprovecha mejor el espacio, a partir de mesas corridas separadas por mamparas de cristal o sistemas modulares que permiten cierta privacidad. Los módulos de almacenamiento también han dado un paso de gigante con elementos practicables y adaptables a los espacios, que pasan casi desapercibidos y que evitan esa visión desordenada de las oficinas de antaño. La amplitud de techos y ventanas aporta un plus en los nuevos espacios laborales, como en las oficinas de la firma The Honest Company.

Decoración de oficinas de mediados del siglo XX Decoración de oficinas de Skype en Estocolmo

Del blanco y negro al color

Definitivamente, el miedo al color ha desaparecido de la estética laboral. En el siglo XX se consideraba que el exceso de color daba una imagen poco seria de la compañía. Hoy, en cambio, la inclusión de toques de color, muebles de diseño y materiales tecnológicos aportan una imagen positiva y vanguardista de la marca. Arriba, una oficina de mitad del siglo XX versus las oficinas de Skype en Estocolmo.

Decoración de oficinas antiguas Decoración de oficinas de JWT en Amsterdam

Espacios creativos y divertidos

La seriedad y falta de personalidad de las oficinas de antaño han dado paso a espacios creativos, donde la compañía, sea de la naturaleza que sea, ofrece una imagen rompedora y desenfadada. El concepto de que "hay que divertirse en el trabajo" cala profundamente en las grandes empresas, sobre todo tecnológicas, donde parece haber una velada competencia de quién hace las oficinas más chulas y divertidas. Google, Microsoft, Apple, Redbull, JWT (en la foto)... son algunas de las empresas que marcan tendencia en decoración de oficinas.

Decoración de oficinas: despacho de madera de estilo clásico Decoración de oficinas: despacho moderno de Llorente&Cuenca

Del recargamiento al minimalismo

Otro de los aspectos fundamentales que ha cambiado a mejor es la sustitución de los muebles de madera oscura por mobiliario ligero, funcional y de líneas minimalistas. Basta echar un vistazo a las tiendas online especializadas, como Staples, para ver por dónde se mueven las grandes firmas de mobiliario de oficina como Actiu y Ofita. La madera clara sustituye a la oscura, y el cristal, a los panelados y boisseries de madera, que tanto gustaban (y agobiaban) en la estética del siglo XX. Despacho moderno de las oficinas de Llorente&Cuenca en Madrid.

Decoración de oficinas antiguas Decoración de oficinas de Google en Tel Aviv

¿Trabajas o juegas?

Mesas de pin-pon, futbolines, canastas de baloncesto y hasta toboganes son ya habituales en algunas oficinas de grandes compañías, que entienden que no sólo se trata de trabajar, sino también de tener momentos de dispersión. Al parecer, esto mejora la productividad y creatividad de sus empleados... Así que, jefes del mundo, ¡tomad buena nota!

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!