Decoratrix

Cómo decorar entradas pequeñas

Publicado en Habitaciones - Entradas y zonas de paso por Cova Pendones

Decorar una entrada tipo pasillo

Las entradas de las viviendas suelen ser un quebradero de cabeza, sobre todo si son pequeñas y obligan a buscar muebles de medidas especiales o efectos decorativos. Os enseñamos varias ideas que quizás arrojen alguna luz sobre uno de los espacios más espinosos de la casa.

Empezamos con esta entrada ubicada en medio un pasillo (en la imagen de la izquierda, se puede ver el vano de la puerta bajo un flexo). Para decorarlo se eligieron una consola mini, un espejo redondo y (el toque mágico) un espejo de cuerpo entero apoyado a la pared, que refleja la luz del balcón que se encuentra al otro lado.

La abundante luz natural ha permitido colocar un gran armario pintado de negro, un color poco frecuente y sólo apto para atrevidos y habitaciones con mucha luz. Y qué decir de esa maravillosa tarima de madera colocada en espiga... ¡Error imperdonable poner una alfombra! Éste es un proyecto del estudio INT2 Architecture.

Decorar una entrada pequeña en un pasillo

Pasillo sin luz

Lo más frecuente es que los pasillos no tengan una luz tan maravillosa como el caso anterior. Son más comunes los pasillos como éste, donde las reglas son pocas: un buen proyecto de iluminación y muebles y revestimientos claros. Un mueble de líneas rectas y laqueado en blanco, da la bienvenida. A pesar de sus dimensiones, resulta muy completo, con un zapatero, cajones y un perchero. ¡Menos es más!

Decorar una entrada que está en un pasillo

Centrar el punto de atención

Otro ejemplo típico de entrada en pasillo: un espacio, tipo "hueco" o nicho, a veces muy difícil de resolver. La solución: elegir un tema decorativo que centre la atención y que resulte muy atractivo. La combinación del blanco y negro en la alfombra, el papel pintado de la pared y los muebles dio como resultado un ambiente agradable, decorado y muy bien resuelto. Vía: VTwonen.

Cómo decorar una entrada pequeña

Entrada pequeña, pero coqueta

En el caso de las entradas pequeñas, tipo distribuidor, es conveniente buscar muebles de almacenaje ligeros, como éste, con perchero de balda superior, y un banco zapatero. Para diferenciar esta zona del salón contiguo, el suelo se revistió con baldosas que juegan con triángulos en blanco y negro. Así, este espacio, que pudo ser anodino y sin interés alguno, pasa a ser una entrada alegre y bonita. Recuerda: la entrada es la tarjeta de presentación de tu casa. De INT2 Architecture.

Cómo decorar una entrada con papel pintado

Entrada con mucho estilismo

Hay quien prefiere entradas menos funcionales y más decorativas, como en este caso. Si hay suficiente distancia entre la puerta y la pared de enfrente, puedes hacer una composición estética, tomando como base un papel pintado y una consola en plata envejecida. Los adornos en esta composición son vitales: espejos antiguos, jarrones, lámparas, libros, cuencos... Sin duda, en este rincón adivinamos la mano de una estilista. Papel pintado de Harlequin.

Decorar na entrada con muebles originales

Decorar con piezas singulares

Finalmente, en viviendas que cuenten con uno de esos distribuidores grandes, pero no lo suficiente como para crear un ambiente, ésta puede ser una buena solución: colocar dos o tres piezas singulares, heredadas o de almoneda, que den paso al resto de la casa. Una entrada con personalidad identifica de inmediato al propietario.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!