Decoratrix

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

Publicado en Orden - Almacenaje cocina por Cova Pendones

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

Probablemente hayas visto el anuncio de Navidad de Ikea, donde los trabajadores de la recogida de basuras, que son los que mejor conocen nuestros hábitos domésticos, nos ponen en aviso de que después de la cena de Nochebuena o comida de Navidad, se tiran cantidades insultantes de comida. Nada menos que el 25% de la comida de Navidad va a parar a la basura.

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

A este sinsentido hay que ponerle remedio. Aquí te damos algunas pautas que extraemos de la campaña de Ikea "Cocina con el corazón, cocina con la cabeza", para poner cabeza y moderación en estas fechas.

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

¿Sabías que en Navidad gastamos una media de 208 € por persona en la comida de Navidad? La primera medida para reducir este dato es comprar antes de la subida de los precios de diciembre, pero como ya llegamos tarde, lo que tienes que hacer es planificar bien la compra por persona, y no al tuntún.

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

Planifica, compra y cocina

1. Si tienes 12 comensales, no compres para 15, "por si acaso". Si tienes tres platos principales, córtate con los aperitivos, y si tienes turrones, mazapanes y chocolate de postre, sobran la tarta, el sorbete y los pasteles. 2. Antes de ir a la compra, mira bien lo que tienes por casa y que puedas aprovechar. 3. Lleva una lista bien detallada, para que no compres de más. Y no vayas a hacer la compra antes de comer o con hambre. Es nefasto y siempre sales con cosas de puro capricho.

Cocina con el corazón, cocina con la cabeza

Cocina y conserva

1. Utiliza frascos y tuppers de cristal. Te ahorrarás la angustiosa pregunta ¿qué habrá en ese tupper? a la que nunca quieres contestar.

La otra Navidad de Ikea

2. A la hora de congelar en bolsas con cierres herméticos, apunta con un rotulador su contenido. Una vez congelado a veces es difícil diferenciar entre el pollo y el pescado.

La otra Navidad de Ikea

3. Utiliza las bandejas de los hielos para congelar las salsas en pequeñas porciones. Incluso, el vino tinto o blanco que sobra, lo puedes congelar para utilizar después en tus guisos. 4. El pan que sobra conviértelo en pan molido o en picatostes. También puedes hacer pudines deliciosos y fáciles de cocinar.

La otra Navidad de Ikea

5. Las verduras no las laves antes de meter en la nevera. Sus restos orgánicos las mantienen más frescas y conservan mejor sus propiedades. Si se te pasan, siempre puedes recurrir a las conservas.

La otra Navidad de Ikea

6. ¿Sabías que las manzanas aceleran el proceso de maduración de otras frutas? Ponlas siempre en un recipiente separadas del resto. 7. Los espárragos verdes metidos en un vaso de agua, a modo de jarrón, se conservan mejor en la nevera.

La otra Navidad de Ikea

Regala un tupper a tus invitados

Aunque tengamos el impulso de seguir comiendo los restos de la cena de Nochebuena o la comida de Navidada en los días siguientes, lo cierto es que la mayoría de los restos terminan en la basura. Cada vez es más frecuente que la gente se lleve lo que sobra de comidas en restaurantes, el famoso doggie bag de los norteamericanos. Haz lo mismo estas Navidades pero con más glamour: compra unos tuppers monos y baratos, para no deshacerte de aquellos que amas (¡nadie devuelve los tuppers!) y tenlos a punto para cuando tus invitados se vayan puedas repartir la comida sobrante entre ellos. Seguro que al día siguiente se acordarán de ti y te lo agradecerán sobre todas las cosas.

La otra Navidad de Ikea

Ahorra energía

Durante la Navidad el consumo de energía se dispara hasta un 20% más. El horno, el fuego, la calefacción, el refrigerador, las luces del árbol... todo ello conlleva mayor gasto energético.

1. Almacena los alimentos al fresco si tienes una terraza o tendedero abierto; ahorrarás electricidad ya que no tendrás la nevera llena.

La otra Navidad de Ikea

2. Para las bebidas, pon cubos de hielo en un contenedor o nevera portátil. Así te evitarás abrir y cerrar la nevera múltiples veces durante la cena y ahorrarás energía.

La otra Navidad de Ikea

3. El horno es uno de los electrodomésticos que más consume: aprovecha para cocinar varios platos de una vez. 4. Evita descongelar en el microondas. Hazlo a la temperatura ambiente o en el frigorífico. En cambio, utiliza el microondas en lugar del horno si te lo permite la cocción. 5. Utiliza la olla rápida para los guisos; ahorras alrededor de una hora de consumo de electricidad.

La otra Navidad de Ikea

6. Y por último, ¿sabías que el televisor es uno de los aparatos que más consumen en casa? No lo tengas encendido sin estar viéndolo. Además, todos los electrodomésticos que estén en stand by también están consumiendo y significan hasta un 6% de tu factura (ordenadores, teléfonos, consolas, etc.). Y si aún no habéis visto el excelente vídeo de #LaOtraNavidad de Ikea, aquí os lo dejamos, para que, entre todos, pongamos un poco de atención y moderemos nuestros desperdicios en estas fiestas.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!