Decoratrix

Casita de campo ibicenca tipo bungaló

Publicado en Casas - Casas de campo y cabañas por Cova Pendones

Casita de campo ibicenca, fachada.

Si estás buscando ideas e inspiración para hacerte una casita de campo con pocos recursos y mucho encanto, échale un vistazo a esta casita payesa en Ibiza. Una estructura tipo cabina o bungaló, con un dormitorio, un baño y un amplio porche. ¿Para qué más?

Casita de campo ibicenca, puerta de entrada.

Casita de invitados

En realidad, es la casita de invitados de una casa familiar, tampoco muy grande pero en una extensa finca, que ya os hemos enseñado (pincha aquí para ver toda la casa). Al igual que la casa principal, los materiales que se han utilizado son sencillos y económicos: muros de concreto pintados en blanco, suelo de cemento pulido y carpintería de madera.

Porche cubierto a lo largo de la fachada.

El porche 

Se cubrió con una estructura de madera de sabina y cubierta de cañizo, que permite contar con una amplia zona de estar en el exterior, en la que la única pieza de mobiliario es un day bed de hierro pintado en blanco y cojines rectangulares, de la tienda Catalina House.

Comedor en el porche, con lo imprescindible.

Comedor exterior

Al otro lado, una mesa ligera y sillas plegables, que se guardan durante el invierno, forman un sencillo comedor en esta zona del porche. Un espejo de gran formato en la pared y una estera en el suelo completan esta zona, con unas impresionantes vistas sobre la isla.

Dormitorio con vistas al campo ibicenco.

La habitación 

Se decoró en blanco y tonos arena, con pequeños toques de azul y motivos marineros, como el barco de vapor, en la pared de cabecero,  realizado con listones de madera y los cojines azules a rayas, de Catalina House.

Cuarto de baño con suelo de cemento pulido.

El cuarto de baño 

Muy sencillo y sin más elementos que el mueble del lavabo, una estantería auxiliar y una ducha de obra tras la puerta. El suelo es de cemento pulido de color arena, tono que también se utilizó en algunos complementos como el espejo. A estas alturas, os preguntaréis dónde está la cocina. Pero... ¡para qué cocinar si en este  idílico lugar se puede vivir del aire! Aunque si te empeñas, siempre puedes hacer la cabaña un poquito más grande ¡Será por terreno! Fotos: Jordi Sarrà.

También te podría gustar...