Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Casa en un contenedor

Publicado en Casas - Prefabricadas por Cova Pendones
Casa prefabricada en un contenedor azul

Es muy probable que cada vez que juegues a imaginar cómo debería ser la casa de tus sueños, nunca se te haya pasado por la cabeza la posibilidad de instalarte en un contendeor. Sí, lo que lees, ¡en un contenedor! No te voy a decir que después de leer este post cambies de idea, que de pronto vayas a querer mudarte a una casita como ésta, pero de lo que estoy prácticamente segura es de que te va a resultar una encantadora y coqueta vivienda, una "casita de muñecas" a escala a la que no le harías ascos. 

Porche de una casa prefabricada en un contenedor Una casa en un contenedor

¡Con porche y todo! La casita en cuestión es una idea del arquitecto norteamericano Jim Poteet, quien instaló un contenedor de carga en el jardín de su vivienda, en San Antonio (Texas), para convertirlo en una casa de invitados.

Una casa en un contenedor

La casita no es muy grande, mide 2 x 12 metros, es decir, unos 24 m² que se distribuyen en un salón con sofá-cama, y un cuarto de baño, con lavabo, ducha e inodoro. El contenedor está dotado de un sistema de climatización para el invierno y para el verano, y para dotar al interior de luz natural, parte de sus muros se sustituyeron por frentes acristalados.

Interior de una casa en un contenedor

Interior de una casa en un contenedor

Como revestimiento interior, se utilizó madera en tonos claros que, no sólo cubre las paredes, sino también el suelo, y para el techo, se optó por pintura amarilla, en una tonalidad muy suave similar al acabado de la madera. En cuanto a la decoración, se jugó con azules y rojos, dos colores opuestos en el círculo cromático, pero no incompatibles. La pasión y la energía del rojo, con la armonía y la frescura del azul forman un conjunto lleno de encanto para decorar cualquier espacio, desde salones hasta dormitorios.

Baño de una casa en un contenedor prefabricado

El inodoro se instaló en una estancia independiente, decorada en rojo y blanco. Como te comenté en las primeras líneas de este post, quizás no te plantees fijar tu hogar en un contendedor de carga, pero ¿qué me dices de utilizarlo para ampliar tu vivienda? Como habitación de invitados, oficina, cuarto de costura, taller, salón de cine, sala de juegos... ¡lo que tú quieras! Rápida, fácil y cómodamente. La idea tampoco está tan mal, ¿no crees? Lo único que necesitas, a parte del contendedor, es un jardín estupendo al que poder robarle unos metros cuadrados, el jardín de la que sí es la casa de tus sueños. Vía: Poteet Architects.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!