Decoratrix

Apartamento de 45 m², comódo y funcional

Publicado en Casas - Apartamentos y estudios por Marta Sanz

Apartamento de 45 metros cuadrados

Las viviendas pensadas para una persona sola tienen una gran ventaja, apenas necesitan zonas de intimidad. Esto permite la disposición de espacios multifuncionales y diáfanos, evitando puertas y tabiques innecesarios, que solo restan espacio. Con esta idea, se afrontó la reforma de este apartamento de tan sólo 45 m².

Su propietaria, una joven abogada, quería una vivienda cómoda y funcional, con ambientes despejados, elegantes y femeninos. En este caso, la planta alargada de la vivienda condicionó la distribución lineal de los ambientes: salón, comedor y cocina comparten el mismo espacio.

Zona de estar

Paso al dormitorio

Separar ambientes dentro del salón

Con la correcta ubicación del sofá se logró crear una zona de estar acogedora y, al mismo tiempo, aprovechar los metros disponibles y ubicar salón y dormitorio en el mismo espacio.

Puerta corredera abierta

Puerta corredera cerrada

Panel retráctil detrás del sofá

Para dotar de la necesaria intimidad al dormitorio, entre éste y la zona de estar se instaló un panel retráctil hecho de tela y muy versátil que permite independizar o comunicar los ambientes cuando se desee. Por ejemplo, cuando a la propietaria le apetece ver una película cómodamente desde la cama basta con abrir la puerta, ya que el televisor de pantalla plana se instaló en una librería de obra frente al sofá.

Zona de comedor abierta a la cocina

Así se resolvió la iluminación

Con el fin de disimular la escasa altura de los techos de la vivienda, el estudio brasileño Ravaglia & Philot Arquitetura, responsable del proyecto de reforma, optó por un sistema con luces encastradas en calles y cajas rebajadas que, además, aporta sensación de profundidad.

Comedor entre el salón y la cocina

Circulación fluida

Cuando los metros escasean, disponer de una mesa para cuatro o seis comensales puede resultar complicado, ya que el comedor "robará" entre 6 y 8 m² al salón. En estos casos, lo mejor es colocar la mesa pegada a la pared para no obstaculizar el paso como se hizo en este caso. El comedor, entre la zona de estar y la cocina, queda visualmente delimitado gracias a la decoración de la pared con un vistoso mosaico. El resto de las paredes del apartamento son lisas.

Mesa de comedor pegada a la pared

Cocina abierta

Cocina muy bien apañada

¡Y tanto! Abierta al salón, la cocina se ubicó en una esquinita, con la mayoría de los muebles y electrodomésticos concentrados en un frente, y en ángulo, la encimera con armarios bajos y un microondas en un módulo alto.

Cuarto de baño

Mayor amplitud en el cuarto de baño

¿Cómo conseguir un baño más amplio y cómodo? Ante todo hay que evitar recargar el ambiente, y una gran luna sin marco en la pared del lavabo también será de gran ayuda. Un truco para aligerar el espacio es elegir acabados diferentes. En este caso, se combinó la pintura lisa con decorativos frentes de mosaico. Fotografías: Ravaglia & Philot Arquitetura, a través de Freshome.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!