Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Un recibidor a rayas

Publicado en Reformas - Color y pintura por Carmen Menesteo

Rayas en dos tonos Podría ser un papel pintado... pero no lo es. Con la técnica más simple a la que se puede recurrir, la pintura, se decoró con gracia la pared de este recibidor. Un espacio diferente en el que el motivo decorativo predominante es, precisamente, la pared y no le hace falta mucho más. Combinada con el cuadro y una leve balda con una composición de cajitas y un par de macetas, compone un rincón de lo más coqueto. Los pasos a seguir son sencillos:

  • Elegimos dos colores.
  • Definimos el ancho de las rayas.
  • Pintamos la pared con una de las dos pinturas (generalmente con la más clara)
  • Cuando está seca, medimos sobre la pared y marcamos las rayas con la ayuda de un nivel para comprobar que están rectas.
  • Colocamos la cinta de pintor y aplicamos el otro color.

Pintura plástica mate de Valentine. Balda Järpen de roble 110 x 28 cm (11,95 €) con soportes Bjärnum (12 €/ 2) y marco con lámina, todo de Ikea. Cajas de hueso de Becara. Fotografía: Decoratrix.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!