Decoratrix

Sofá blanco, sofá negro...

Publicado en Muebles - Sofás y sillones por Marta Sanz

sofa-elliot-verzelloni

Siempre es una elección difícil: ¿sofá claro o sofá oscuro? Porque lo que sí tengo claro es una cosa: nada como un sofá blanco o un sofá negro o gris grafito. En estas dos gamas, los nuevos diseños de sofás –super sencillos, rectilíneos, cada vez con líneas más suaves y primando la comodidad– quedan espectaculares. Los sofás blancos, al reflejar parte de la luz, parece que despiden una aureola mágica, además de ser el color que mejor resume el enorme volumen que suelen ocupar en cualquier salón.

sofa-elliot-verzelloni-2

Pero un sofá oscuro emana autoridad. Quiero decir autoridad decorativa, se convierte en un foco muy importante y hay que tener cuidado con lo que se coloca alrededor porque puede anularlo y convertirlo en invisible. De todas formas, no es aconsejable elegir una tapicería en negro profundo que es un poco melodramático y extremo y manda demasiado. Es preferible decidirse por tonos grises, piedras y humos, o ciertos chocolates o berenjenas un poco manchados con gris. Y tejidos mate y con algo de textura, nunca brillantes o satinados.

sofa-elliot-verzelloni3

Y si a estas alturas queréis saber de donde procede este maravilloso sofá, os lo contaré enseguida: es el Modelo Elliot de la firma italiana Verzelloni. Un diseño de Lievore-Molina concebido no sólo para ofrecer el máximo comfort y ergonomía sino también para el puro placer visual. Puede componerse a base de módulos muy versátiles: de rincón, pufs, chaise longues... consiguiendo diferentes aspectos y medidas. Y para los amantes del blanco, sí es desenfundable.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!