Decoratrix
Feria de Hong Kong

Salón-comedor y cocina reformados

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Marta Sanz

casa-ballena-001

Este salón pertenece a una vivienda unifamilar que tenía una distribución convencional: recibidor, pasillo, cocina y salón-comedor. Sus dueños deseaban un espacio diáfano y una cocina abierta que se integrara en el salón. Encargaron la reforma al equipo de Casagrande. La primera decisión fue sustituir los revestimientos: en el suelo se instaló un laminado gris claro de la firma Flint y en las paredes se combinó un falso ladrillo pintado en blanco, papel vinílico gris y Silestone blanco en la zona de la cocina.

Zona de estar.Decoratrix

Esta sobria combinación de materiales y colorido lograron optimizar la sensación de espacio. El segundo acierto fue unificar el acabado y el colorido de los muebles: piel blanca para el sofá con chaise longue, laca en tono blanco roto y acero pulido para la mesa de centro y seda gris para la alfombra. La lámpara de pie es una versión del popular diseño Arco.

Para instalar el televisor de pantalla plana, se aprovechó el tramo de pared disponible entre la puerta de paso al jardín y la ventana. De este modo se rentabiliza el espacio al máximo, ya que esta idea permite redistribuir la zona de estar al disponer de más metros para añadir asientos, así como mayor facilidad de paso.

casa-ballena-004Detalle comedor.Decoratrix

El comedor se organizó de una forma muy original: adosando una mesa extensible a los módulos bajos que van colgados a la pared y que solucionan todo el almacenaje: vajilla, vídeos, DVD, etc. De esta forma, la encimera del módulo hace de superficie de apoyo y el mismo comedor no ocupa más volumen del preciso, regalando espacio al resto del salón. Cuando hay invitados o comidas familiares, la mesa se desplaza y se abre para dar cabida a un mayor número de comensales.

casa-ballena-008casa-ballena-006

La cocina se eligió de forma que se integrara perfectamente con el resto del mobiliario: muebles de laca de alto brillo, con tiradores ocultos. Los muebles-columna se confunden con la estructura de la pared y marcan el paso entre cocina y salón. La encimera y el frente están panelados de Silestone blanco, y bajo los muebles altos se esconde un screen enrollable para que toda la superficie de trabajo desaparezca visualmente cuando no se utiliza. Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!