Decoratrix

Rincones de trabajo

Publicado en Habitaciones - Zonas de trabajo y estudio por Marta Sanz

En la mayoría de las casas no hay espacio suficiente como para destinar una de las habitaciones a estudio o despacho. Por eso, lo habitual es montar una zona de trabajo en un rinconcito del salón, del dormitorio o incluso del recibidor. Sea dónde sea, debes plantearte lograr un ambiente práctico y confortable, sin descuidar su estética. Elige muebles que armonicen con el estilo decorativo de la estancia. Escritorio Leksvik, de madera maciza y con unas medidas de 52 x 9 x 81 cm (129 €) y silla Reidar, de aluminio (49,99 €). Ambos, de Ikea.

Cualquier rincón puede transformarse en estudio. Eso sí, valora la distribución más adecuada. Probablemente tengas que adosar el escritorio a la pared para no obstaculizar el paso y con el fin de que este ambiente quede integrado en la habitación, cuidar que las piezas mantengan una unidad decorativa. Escritorio formado por el tablero Vika Veine y las patas Vika Moliden (139,96 €); silla Bernhard (139 €). Todo, de Ikea.

En la zona de trabajo es imprescindible mantener el orden a raya, pero más aún si está a la vista de todos. Algunas mesas ocultan valiosas zonas de almacén, como la Vika Veine de Ikea, que cuenta con un sobre abatible con espacio para guardar el material de escritorio.

Los escritorios realizados en maderas oscuras resultan visualmente más pesados que los modelos de acero, cristal o maderas lacadas en blanco. Por eso conviene reservarlos para decoraciones en las que predominen tonalidades neutras o bien optar por diseños de líneas depuradas. Fotografías: House Beautiful.

Es cierto que las zonas de paso no son el lugar ideal para ubicar un rincón de trabajo, que precisa un ambiente tranquilo que favorezca la concentración, pero a veces no queda más remedio que reservar parte del pasillo o recibidor para colocar un escritorio con su correspondiente silla. Míralo por el lado positivo: la mesa que elijas servirá tanto de escritorio como de superficie de apoyo en el recibidor. Fotografía a través de Hogares Frescos.

Una forma de asegurarnos un ambiente equilibrado y armónico es que todos los muebles (escritorio, silla, lámpara y cajonera o estantería) sean de la misma colección. Si quieres dar importancia al rincón de estudio dentro del salón o del dormitorio, entonces busca piezas especiales o diseños que contrasten con los del resto de la habitación. Escritorio Leksvik, de madera de pino y unas medidas de 1,19 x 0,60 x 0,74 m (159 €) y lámpara de pie Ikea Stockholm (99,99 €). Todo, de Ikea.

 

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!