Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Moderno y luminoso loft de 126 metros cuadrados

Publicado en Casas - Lofts por Marta Sanz

En el distrito sueco de Östermalm, en Estocolmo, se encuentra este estupendo loft de 126 metros cuadrados, con techos altos, viguería vista de madera, claraboyas y grandes ventanales. ¡Maravilloso! Luz no le falta. Además de las características arquitectónicas que favorecen esta luminosidad, el color blanco presente no sólo en el suelo, las paredes y el techo sino también en la carpintería y buena parte del mobiliario multiplica la luz natural.

Toma. Esta es la vista del loft nada más cruzar el umbral de la puerta de entrada. Los diferentes ambientes se van sucediendo, uno tras otro, a lo largo de la planta. Para romper la monotonía del blanco y conseguir una decoración más viva y dinámica, los propietarios no dudaron en introducir pinceladas de color en los muebles, los complementos textiles y las obras de arte contemporáneo que animan las paredes.

Y contratoma. Tres elementos contribuyen a organizar el espacio y delimitar visualmente los ambientes: un tabique de medio cuerpo que no llega al techo separa la cocina de la entrada a la casa; la chimenea de obra, el rincón de lectura del salón, y el respaldo del sofá, la zona de estar de la de comedor. Como se aprecia en las imágenes, varios ambientes comparten, de manera armónica y equilibrada, la misma superficie, pero gracias a la distribución acertada del mobiliario se logró dotarles de cierta independencia.

Una puerta corredera de cristal independiza una de los dos dormitorios de la vivienda. Muebles de estilo clásico (pocos), como la consola del recibidor, se combinaron con otros de línea actual, como el carrito que hace las veces de mueble bar o el sillón del rincón de lectura, y piezas de diseño como la mecedora RAR, de Charles y Ray Eames, que produce Vitra.

Así es el dormitorio que queda a la izquierda de la entrada a la casa. Pequeño, pero muy bien aprovechado, cuenta incluso con una zona de estudio debajo de la ventana.

La cocina, modernita, se decoró con muebles de laca brillante en color gris, encimera sintética en blanco y electrodomésticos de acero. La inclinación del techo se salvó, en la zona de trabajo, con diseños a medida y en el otro frente, con un horno y una vinoteca cuyas dimensiones se ajustan al hueco que queda entre el frigorífico y la ventana. Los taburetes de la barra de desayunos y una exótica alfombra de piel sintética ponen la nota cálida.

El dormiorio principal, que se encuentra justo en el extremo opuesto a la puerta de entrada al loft, se decoró en tonos grisáceos y fucsias sobre fondo blanco. Aquí también se jugó con la combinación de piezas contemporáneas con muebles y complementos recuperados.

El cuarto de baño, elegante y cálido. La zona donde el techo es más bajo se reservó para situar la bañera. A continuación, se instaló el inodoro con cisterna empotrada y a su lado, los lavamanos, apoyados en un mueble de madera y acero. Vía: Per Jansson.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!