Decoratrix

Decoramos el salón de un joven soltero

Publicado en Habitaciones - Decoración de salones por Sergio
salon-de-estilo-moderno

Un gran amigo de Decoratrix se mudó a su nueva casa y nos pidió "orientación" para decorar su espléndido salón, de techos altos y suelo de parqué claro. Tenía muebles de diferentes épocas de su vida, que se habían ido salvando de los distintos naufragios amorosos: sofás rojos, muebles de wengué, sillas de plástico.... Todo ello puesto en común era un desatino. Nuestra primera tarea fue unificar aquel desorden, sin cambiar más que los muebles necesarios. Lo primero, colocar una funda de tono neutro en el sofá rojo Kipplin de Ikea. Con este detalle ya ganamos la mitad del trabajo. Movimos los muebles bajos de laminado oscuro en el frente de la pared y todos juntos, para que no anduviesen desparramados por todas las esquinas. Una alfombra de sisal para sustituir el viejo kílim desgarrado fue también una medida de urgencia. E invertimos en una pequeña butaca, muy cómoda y versátil, de Lienzo de los Gazules.

chaise-longue-y-mesa-d-ecristal

Las piezas nuevas de mobiliario fueron la chaise longue y el puf, de Kilo Americano, que ampliaron la zona de estar, y la mesa de cristal, de Domus, que aportaba ligereza y que evitó que agregáramos otro material más pesado en la decoración. Así logramos reducir el caos cromático a tres tonalidades: crudo, wengué y naranja.

puf-y-butaca

Disponer de varios asientos de distintas formas en la zona de estar es muy cómodo, pues los puedes trasladar, quitar y poner a gusto. Incluso, si te estorban, los puedes pasar a otra habitación sin que se eche de menos en la decoración del salón.

comedor-en-tonos-crudos

Del comedor, nuestro amigo no tenía más que la mesa Moment de Ikea (tristemente descatalogada), acompañada por unas sillas realmente prescindibles. Colocamos unas sillas de Domus, que siguen la misma línea que el resto de la decoración: patas de color chocolate y tapicería en tonos claros. Como en el salón, el color complementario es el naranja, que reaviva y realza la decoración, sin resultar muy femenino, cosa que nos dejó clara desde el principio: "A mí, florecitas no me pongáis". Fotos: Decoratrix.

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!