Decoratrix
Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

Cómo organizar una mudanza

Publicado en Orden - Cajas, cestos y baúles por Marta Sanz

Trastero en orden

¿Quién no teme a una mudanza? Lo que debería ser un momento para el disfrute, pues implica estrenar casa, renovar la decoración, conocer a nuevos vecinos..., se convierte, en muchas ocasiones, en una situación estresante. La clave para que vaya sobre ruedas es una buena planificación. Toma nota de estos 7 consejos para evitar el caos y organizar la mudanza perfecta.

Deshazte de todo aquello que no necesitas

Qué mejor momento que una mudanza para hacer limpieza y tirar todas esas cosas que ya no usas. No dudes de que al abrir armarios y cajones, encontrarás un montón de objetos que ni te acordabas de que existían. Aprovecha la ocasión y separa todo aquello que no necesitas (cosas obsoletas o que carecen de un valor o una utilidad real). Además de evitarte empaquetarlo, trasladarás menos cajas.

Aún así, seguro que entre tanto trasto encuentras cosas de las que no te quieres deshacer. Para evitar que el desorden y el caos se apoderen de tu nueva casa, alquilar un trastero es una solución perfecta (eso si no cuentas con uno en propiedad). Distribuye el espacio con prácticas estanterías modulares que te ayuden a mantenerlo en estado de revista.

Cajas de cartón de diferentes tamaños

Monta cajas y cajas

Vas a necesitar cajas de diferentes tamaños. Y puesto que no serán ni dos ni tres, sino bastantes unidades, te resultará más económico si, además de comprárselas a empresas de mudanzas, recopilas unas cuantas de las tiendas de tu barrio.

Evita las prisas. Tómate con calma la tarea de almacenar tus cosas en cajas y guarda primero aquello que no uses a diario. Haz una especie de inventario o lista de lo que vas a transportar y dónde va a ir guardado.

Empaquetar las cosas

¿Cómo empaquetarlo todo?

Organizar la mudanza a través de inventarios es la mejor forma de ahorrar tiempo y evitar pérdidas. También es importante identificar muy bien tanto el contenido de las cajas como de dónde proceden (salón, cocina, dormitorio principal, etc.). Si almacenas los enseres por habitaciones, al llegar a la nueva casa podrás colocar cada caja en el lugar que le corresponde y localizar tus cosas sin tener que ir abriendo todos los paquetes hasta encontrar lo que necesitas.

Recuerda proteger las piezas frágiles. Dedica tiempo a embalar los objetos delicados con papel de burbuja o adquiere cajas diseñadas para ello. Y para lo especialmente frágil, utiliza mantas, cojines o almohadas.

Un buen consejo es limpiar alfombras y cortinas antes de guárdalas, para que puedas colocarlas según llegues a tu nueva casa.

Desmontar los muebles

Desmonta los muebles

Importante desmontar, especialmente, los muebles de gran volumen para que éstos ocupen menos espacio. Si decides hacerlo tú misma, asegúrate de guardar tornillos y demás piezas en bolsitas de plástico transparente y pégalas con cinta de embalar en el propio mueble. Uno de los mayores trastornos durante una mudanza es no encontrar las piezas de los muebles desmontados.

Otra posibilidad es confiar en empresas especializadas en el montaje de muebles que, también se encargarán instalar y colocar otros objetos y aparatos, desde cuadros y lámparas hasta electrodomésticos.

Empresa de mudanza

Pide presupuestos para la mudanza

Si decides contratar los servicios de una empresa para hacer tu mudanza, conviene que compares, al menos, tres presupuestos homogéneos. Para evitar problemas, detalla absolutamente todo lo que desees trasladar, así como los servicios que requerirás de la empresa.

Ten en cuenta que si apuestas por un servicio profesional, la mudanza será más cómoda y sencilla, evitándose riesgo en el traslado de objetos delicados o valiosos, ya que las empresas contratan seguros cuyas pólizas incluyen accidentes, roturas o posibles pérdidas. Por cierto, fíjate muy bien en las condiciones del seguro.

Cómo hacer el traslado

¿Y si la haces tú?

Si cuentas con amigos y familiares a los que no les importe sacrificar un fin de semana, quizás decidas hacerla tú. En este caso, tendrás que alquilar una furgoneta para realizar el porte. No olvides que es sumamente importante equilibrar la mercancía dentro del vehículo. Piensa primero cómo vas a distribuir los bultos más pesados para poder colocar el resto adecuadamente.

Casa nueva

¡Casa nueva, vida nueva!

Por fin, en casa. Es más que probable que la espantosa imagen de cajas y más cajas amontonadas en el suelo no te deje disfrutar del momento. No ves el momento de tenerlo todo limpio y perfectamente ordenado. No desesperes. Respira y no tengas prisa. Toca desembalar y colocar todas tus cosas en su nueva ubicación. Empieza por montar los muebles y después, poco a poco, vacía las cajas. Ya verás como según se vaya reduciendo el número de cajas, crecerá tu ánimo.

Desembala primero las cajas de la cocina y los baños, las zonas que más se utilizan; sigue con los dormitorios, para que tu casa se vaya convirtiéndo en un lugar cómodo y acogedor, y deja el salón para el final. Poco a poco irás viendo la luz.

Obtén un vaso de agua perfecta con la nueva grifería de GROHE

También te podría gustar...

¿Te ha gustado éste artículo? ¡Compártelo!